Funcionamiento

Un molino de agua es una estructura que usa una rueda o turbina hídrica para accionar un proceso mecánico como la molienda de harina o producción maderera, o bien, de formación de metales (estirado, pulido o trefilado).

Al molino de agua que genera electricidad se le suele denominar planta hidroeléctrica.

Los molinos de agua son usados para moler el grano, para aserrar la madera y la piedra y para irrigar los canales mediante ruedas de acción hidráulica, aunque esto era más frecuente en siglos pasados.

¿Cómo funciona?

Un molino de agua funciona desviando el agua desde un río hacia un pozo, generalmente a lo largo de un canal. La fuerza del agua empuja las aspas de la rueda, la cual hace rotar un eje que acciona a la maquinaria que tenga conectada. Tras hacer girar la rueda hidráulica, el agua sale del molino. Algunas veces se disponen múltiples molinos junto a un curso de agua de manera que esta pase por todos ellos, haciendo girar muchas ruedas.

¿Horizontal o vertical?

A los molinos que usan ruedas de agua con una rueda horizontal y un eje vertical se les denomina a veces “molinos griegos”. Un “molino romano” se refiere a un molino de agua que usa una rueda vertical (en un eje horizontal). Los molinos estilo griego son los más antiguos, pero requieren mayor velocidad del agua para funcionar bien. Los molinos estilo romano tienen componentes más complicados y requieren engranajes para transferir la energía desde un eje horizontal a uno vertical.

Figura 1. Representación del molino de agua

Figura 1. Representación del molino de agua

El molino de agua obtiene la energía motriz a partir de una corriente de agua natural, que es desviada y conducida por una red de acequias  hasta el lugar de la molienda.

En la descripción de las diferentes partes que componen un molino debemos distinguir cuatro sistemas principales:

  1. Sistema de Conducción del Agua.

Las acequias: el agua es desviada del río mediante un canal artificial denominada acequia, consiguiendo, en los molinos de cubo, la cota de altura suficiente para producir la energía capaz de impulsar el rodezno; en los molinos de canal, la acequia conseguía alejar el edificio de la corriente de agua, evitando de este modo los temidos peligros de las riadas.

Estas acequias tenían generalmente la doble misión de regar los campos y mover los molinos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s